Creemos firmemente en el establecimiento de nuevas iglesias donde Dios así nos indique. La obra no es fácil, pero es emocionante ver como Dios abre puertas y nos dirige por fe para que nuevas iglesias sean fundadas